La metodología docente está adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), con asignaturas en ECTS donde un crédito se contabiliza como 25 horas de trabajo del estudiante que se distribuyen entre clases presenciales, trabajos en grupo, tutorías, trabajo autónomo del estudiante y todo aquello que el docente considere oportuno. La asunción de esta metodología supone, en muchos casos, la realización de una evaluación continua con entrega de trabajo y exámenes a lo largo de todo el curso académico.

Las actividades formativas que se llevan a cabo se sustentan en cinco ejes centrales:

  1. La docencia se imparte en grupos pequeños, con el uso de metodologías de enseñanza-aprendizaje adecuadas a los distintos tipos de competencias.
  2. El papel central del método de Aprendizaje Basado en Problemas, ya que la docencia en las diversas áreas de la Patología Humana (formación médico-quirúrgica) gira en torno a un conjunto de casos-problema que los estudiantes deben resolver y, para ello, desarrollar las diversas competencias.
  3. La disponibilidad de los recursos docentes están accesibles en la red (plataforma Moodle o similar) al comienzo de las actividades a través de “Campus virtual” en la web de la UCLM y desde la web de la Facultad. Además, los estudiantes tienen acceso a material bibliográfico y audiovisual complementario en la biblioteca de la Facultad y a través de la web de la Facultad de Medicina donde se puede encontrar enlaces a herramientas como el “Mirador Clínico”, con el fin de facilitar las actividades no presenciales.
  4. Una importante dedicación temporal a sesiones de prácticas clínicas tuteladas que se llevarán a cabo en las instalaciones del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA), en cada uno de los servicios implicados en la docencia de las distintas materias (en las plantas de hospitalización, consultas externas, quirófanos, etc.). En este apartado se integran los aspectos médicos y quirúrgicos relacionados con el diagnóstico y el manejo terapéutico de las patologías más frecuentes.
  5. La participación activa del estudiante mediante el trabajo cooperativo tanto en el aula como fuera de ella y en la confección y defensa de trabajos mediante exposición oral.

La actividad docente se organiza por módulos de objetivos y aprendizaje. Un módulo se distribuye temporalmente entre 2 y 3 semanas durante los dos primeros cursos. A partir de 3º la distribución temporal está en función de la asistencia clínica a desempeñar. Cada módulo comprende unos objetivos docentes propios de cada asignatura y divididos en unidades temáticas que el ayudante deberá alcanzar. Los contenidos de las diversas asignaturas siguen una integración para evitar la repetición y solapamiento y facilitar la comprensión de los mismos. Por ello, la labor desempeñada por los coordinadores de curso y los coordinadores de asignatura es fundamental

Cada módulo de objetivos de desarrolla en cinco fases o etapas de trabajo:

  • Fase 1 o fase teórica: el profesor expone los objetivos del módulo e imparte clases teóricas centrándose en los conceptos más importantes y complejos.
  • Fase 2: período de autoestudio por parte del alumno, de prácticas de laboratorio y talleres de habilidades clínicas bajo la supervisión del profesorado.
  • Fase 3: desarrollo de seminarios y/o puesta en común de los conocimientos elaborados en las fases anteriores para cada uno de los objetivos y donde el profesor clarifica y corrige los conceptos erróneos o de mayor dificultad en la comprensión.
  • Fase 4: periodo de aclaración de dudas presenciales o a través de las plataformas electrónicas, seminarios de resolución de problemas o ejercicios, seminarios de carácter científico, complemento de prácticas en laboratorios, aulas de informática o rotatorios de prácticas en el hospital.
  • Fase 5: evaluación integrada de los contenidos de todas las asignaturas que se imparten en el módulo, como parte de la evaluación continua que forma parte del modelo docente.